¿Qué es una endodoncia? Síntomas y tratamiento | Julián Saiz

¿Qué es una endodoncia? Síntomas y tratamiento

¿El estado de tu salud bucodental no es tan bueno como desearías y necesitas encontrar una solución? Vamos a explicarte qué es una endodoncia y cuándo es recomendable recurrir a este tratamiento de odontología conservadora para solventar las dolencias orales y poder conservar tus piezas dentales.

En muchas ocasiones, recurrir a una endodoncia a tiempo supone salvar los dientes naturales. Con esta técnica se elimina el nervio dental de la pieza afectada, se limpia la zona y se adecúa para su posterior sellado.

La reconstrucción dental es uno de los tratamientos odontológicos más seguros para corregir el dolor, la inflamación y la infección en una dentadura afectada por caries, fracturas o traumatismos. Presta atención a la información que te facilitamos… ¡y salva tu sonrisa!

¿Qué es una endodoncia?

La endodoncia es un tratamiento integrado dentro de la rama de la odontología conservadora. A través de esta especialidad se salvan piezas dentales que de otra manera tendrían que ser extraídas. Los dientes reparados son los originales y mantienen su función masticatoria, además de una estética dental natural y armoniosa.

Este método permite anular el dolor gingival y dental provocado por las piezas dañadas y devolverles la funcionalidad habitual. Después de someterte a este tratamiento, comer o masticar ya no supondrá un problema para ti.

Eliminar los problemas de las caries profundas que cursan con infección y dolor o las roturas que impiden la función dentaria normal es posible. No dudes en recurrir a la endodoncia y devuelve la naturalidad a tu sonrisa.

¿Cuándo recurrir a este tratamiento?

La causa principal para hacer una endodoncia es la caries dental. ¿Sabes qué provoca este problema? Se debe a la pérdida de la estructura dentaria que protege a la pulpa del diente debido a una desmineralización. Esto genera la inflamación del tejido pulpar de la pieza afectada, dolor y sensibilidad a los cambios de temperatura.

Otra problemática oral que requiere de esta técnica para la corrección de las molestias es la obturación dental. Los empastes mal realizados, pueden dañar la pulpa dentaria, favoreciendo su retracción y provocando infecciones, abscesos y flemones.

En ambos casos, la solución es sencilla. Una endodoncia acabará con tus problemas. La reconstrucción dental aportará una mejora evidente a tu estado oral y conseguirá devolverte la normalidad que tanto ansías.

Principales causas para recurrir a una endodoncia

La importancia de salvar el diente

Conservar las piezas dentales originales en tu boca y devolverles la salud, la funcionalidad y la estética es el objetivo principal de la endodoncia. Este tratamiento es la solución más práctica y efectiva frente a caries profundas, fracturas y cualquier otro problema bucodental que afecte a la pulpa del diente.

A través de una buena técnica endodóntica y la reconstrucción dental se consiguen grandes ventajas para todos los pacientes, consiguiendo de esta forma evitar intervenciones más complejas como pueden ser la colocación de implantes dentales o prótesis. Siempre que sea posible mantener el diente natural en buenas condiciones, será la mejor opción.

¿Cómo se realiza una endodoncia?

En primer lugar, para garantizar que una endodoncia tenga buenos resultados, debes recurrir a un profesional especializado en odontología conservadora. Normalmente, el diagnóstico consta de una recopilación de datos sobre sintomatología y de una exploración oral completa.

Posteriormente se hacen radiografías para complementar el resto de las pruebas diagnósticas. Según los resultados obtenidos, se procederá a la ejecución del tratamiento endodóntico, siempre recurriendo a sistemas de control del dolor, como la anestesia o la sedación consciente.

El proceso se inicia con la eliminación de la caries que afecta a la pulpa dental y se realiza una conductimetría o medición de los conductos, para la posterior obturación.

En definitiva, el proceso endodóntico se desglosa en varias fases. Todas ellas son importantes y necesarias para el correcto desarrollo del tratamiento:

  • Acceso a la cámara pulpar del diente dañado mediante un taladro odontológico.
  • Eliminación de los tejidos infectados y limpieza de los conductos pulpares.
  • Preparación de los conductos de las raíces con instrumental específico.
  • Relleno y sellado de la zona intervenida. Para la obturación de los conductos radiculares se utiliza un material de cementación biocompatible y gutapercha.
  • Reconstrucción de la pieza dental para lograr una estética natural.

Principales ventajas que ofrece este tratamiento

Sin duda, que la endodoncia es uno de los tratamientos más eficaces para salvar un diente es indiscutible. Es la solución por excelencia para recuperar una pieza dental dañada y devolverle su funcionalidad de forma práctica y eficiente.

Conservar el diente natural es la prioridad de este método. Aunque la endodoncia ofrece muchas más ventajas ¿Quieres saber cuáles son?

  • Cuando una caries afecta al sistema radicular de la pieza dental, es la única técnica que permite salvar el diente original.
  • En odontología conservadora, esta técnica es la más garantista.
  • El proceso completo, desde la limpieza del conducto, al sellado y la obturación, se desarrolla en una única sesión.
  • La intervención se realiza sin dolor, con anestesia local.
  • El tratamiento evita patologías como quistes o granulomas, que se generan por la acumulación de restos pulpares necróticos en los conductos radiculares.
  • Ayuda a evitar infecciones y sus consecuencias, como el mal aliento o ciertos problemas de la estructura gingival.
  • La estética dental que se consigue es excelente. Se conserva el diente original y con él su naturalidad.
  • Los tejidos que rodean a la pieza dental no se ven alterados, ni se pierden las papilas dentales. Por tanto, no se crean espacios interdentales sobredimensionados que puedan generar la acumulación excesiva de placa bacteriana y empeorar el estado bucodental general.
Si crees que puedes necesitar una endodoncia, acude a tu dentista de confianza.

Si crees que puedes necesitar una endodoncia, acude a tu dentista de confianza. ¡Más vale prevenir que curar!

Este tratamiento es la forma más efectiva de prevenir la extracción anticipada de piezas dentales y de evitar su sustitución por prótesis o implantes dentales. Así que, no pongas en peligro tu boca y actúa cuanto antes, salva tus dientes originales.

En Julián Saiz Clínica Dental somos un equipo multidisciplinar de profesionales con mucha experiencia en tratamientos de odontología conservadora. No dudes en solicitarnos información sin compromiso, estaremos encantados de atenderte. Pide cita con nosotros y sigue luciendo tu sonrisa más natural.