Supera el miedo al dentista con la sedación consciente

Supera el miedo al dentista con la sedación consciente

El dentista siempre ha sido una figura maltratada en el cine y la televisión. Dibujado muchas veces como un lugar al que nadie quiere ir, ha creado muchos mitos y tabues sobre esta profesión. ¡Nada más lejos de la realidad! El miedo al dentista es muy común, y por eso, en nuestra clínica nos esforzamos día a día para que los pacientes se sientan seguros y tranquilos cuando vienen a visitarnos. Porque nuestra intención es que salgas siempre con una sonrisa.

Pero la odontofobia, como también se le conoce a este trastorno, suele deberse a otros motivos, como una mala praxis por parte de algunos profesionales. Una experiencia negativa en el dentista, donde un tratamiento no ha salido como se esperaba, o en el que un paciente ha sufrido más dolor de lo necesario, también son causas que generan este trauma.

Muchas veces, incluso, son las historias de familiares y amigos las que nos infundan un miedo irreflenable a acudir al dentista. Nunca hay que infravalorar este trastorno, pues para muchos pacientes se convierte en una fobia. Por eso, si alguien cercano a ti lo pacede, no te rías o te burles de él, pues solo empeorará la situación.

La principal consecuencia de la odontofobia es que el paciente, por miedo a acudir a la consulta dental, deja pasar por alto problemas bucales que pueden empeorar si no se tratan a tiempo. Por no hablar del mal rato que pasan cuando no queda más remedio que ir al dentista. ¡No olvidemos que es un trauma!

La sedación consciente o cómo solucionar el miedo al dentista

En Clínica Julian Saiz hemos encontrado la solución a la odontofobia. En nuestra consulta, ofrecemos a todos los pacientes la posibilidad de realizarse cualquiera de nuestros tratamientos bajo la sedación consciente. Y es que sin dolor, no hay miedo.

La sedación consciente disminuye la tensión nerviosa y la ansiedad. Esto ayuda a que nuestros profesionales puedan trabajar en tu boca de manera efectiva, ya que reducimos los movimientos no deseados que puedan dificultarnos el correcto desarrollo del tratamiento.

Un anestesista profesional estará pendiente de ti a lo largo de toda la sesión, controlando tus constantes vitales. Además, estarás consciente durante la intervención, así que podrás comunicarte con tu dentista mientras te trata. También podrás ver y oír todo lo que sucede a tu alrededor. Solo notarás que estás más relajado, sin ansiedad ni preocupaciones. Y por supuesto, apenas sentirás molestias durante el tratamiento.

Los medicamentos que se emplean para la sedación consciente son de metabolismo rápido, por lo que apenas causan efectos secundarios. Por eso, este tratamiento es ideal para todas aquellas personas que tienen miedo al dentista.

Consejos para tratar la odontofobia o miedo al dentista

Otros consejos para tratar la odontofobia

Aunque la sedación es sin duda el mejor remedio contra esta fobia, existen otros trucos que nos ayudarán a minimizar el miedo. Lo primero es comentar tus dudas e inquietudes con un profesional. Cuanta más información conozcas acerca del tratamiento que te vas a realizar, menos espacio dejarás a la imaginación. De este modo evitaremos caer en falsos mitos.

También recomendamos que, en caso de querer buscar más información sobre el tema en Internet, lo hagas en páginas especializadas, como nuestro blog. Nunca acudas a foros y otras fuentes no expertas, pues cada caso es único y debemos ceñirnos únicamente a las opiniones contrastadas escritas por profesionales.

Quedar con tu dentista y hablar con él sobre tus miedos también te ayudará a ganar seguridad en ti mismo. Conocer a la persona que te va a tratar es muy importante para generar un clima de confianza que reduzca al máximo las incertidumbres.

Si el miedo al dentista te genera ansiedad horas e incluso días antes de acudir a tu cita, puedes probar a tomarte algún medicamento relajante. Pregúntale a tu doctor si el tratamiento que va a realizarte es compatible con la toma de estos medicamentos, y deja que te aconseje cuáles son los más adecuados. También puedes probar remedios naturales como la valeriana o la tila.

A la hora de seleccionar la cita, intenta que sea siempre a primera hora de la mañana. Así evitarás estar todo el día pensando en la visita. A veces, los pacientes que padecen odontofobia sufren más en los momentos previos a la consulta que durante la misma. Por eso, es mejor quitarse cuanto antes el peso de encima.

Es recomendable acordar con tu dentista una señal para indicarle que sientes dolor o mied

Una vez hayas reservado tu cita en nuestra clínica dental, pregunta a algún familiar o persona de confianza si puede acompañarte a la consulta. Siempre es mejor sentirse amparado por un ser querido que pasar el mal trago solo. Te ayudará a pensar en otras cosas y hará que te sientas más seguro.

Otro de los consejos más importantes para las personas que tienen miedo al dentista es la relajación. Una vez en la sala de espera, intenta pensar en algún tema agradable. También puedes escuchar música relajante o leer un libro o una revista. Son pequeños gestos que te ayudarán a distraerte.

Como ya hemos recordado en otros posts, padezcas o no odontofobia, siempre es recomendable acordar con tu dentista una señal para indicarle que sientes dolor o miedo. Así, nuestros profesionales sabrán cuándo tienen que parar, aunque no puedas hablar.

Pero, sin duda, el mejor consejo que podemos dar a los pacientes que sufren esta fobia es que se pongan siempre en manos de los mejores profesionales. En Clínica Julian Saiz podemos presumir de haber ayudado a decenas de pacientes a superar sus miedos. Llevamos décadas dedicándonos a realizar todo tipo de intervenciones, siendo especialistas en las de mayor complejidad.

Si conoces a alguien que sufre este trastorno o quieres informarte sobre la sedación consciente, no dudes en pedir cita en nuestra clínica de Sevilla. Puedes hacerlo llamando al 954 533 594 o acudiendo a nuestra consulta en la calle Virgen de Valvanera 19.