¿Cómo solucionar la Sensibilidad Dental?

La hipersensibilidad o sensibilidad dental es una sensación dolorosa breve pero muy aguda que se produce en un diente o zona de la boca al ingerir alimentos o bebidas frías o calientes, así como al respirar aire frío.

Es una de las dolencias dentales más frecuentes que afecta a 1 de cada 7 personas adultas y suele darse entre los 18 y 40 años de edad, mayormente en mujeres. La sensibilidad dental puede desencadenar en la aparición de patologías bucales como caries, gingivitis o periodontitis, si no se trata correctamente.

El diagnóstico del dentista determinará las causas concretas de la sensibilidad dental en cada paciente para poder combatirla de forma más efectiva.

sensibilidad dental

¿Qué síntomas presenta la sensibilidad dental?

Es un dolor fácilmente reconocible ya que está causado siempre por una reacción externa y desaparece en cuánto se deja de tener contacto con el diente o la zona sensible en la boca.

Las causas que pueden provocar esta situación son estímulos térmicos (bebidas o alimentos fríos o calientes), químicos (sustancias dulces o ácidas) y táctiles (durante el cepillado, presión con los dedos, instrumentos odontológicos…).

El dolor que se produce es intenso, muy bien localizado en el diente o zona de la boca que lo padece y de corta duración.

Identificamos como sensibilidad dental cuando el dolor no puede ser achacado a ninguna otra patología o defecto dental. Si el dolor producido por la sensibilidad dental prosiguiera después de cesar el contacto con el estímulo puede ser que se trate de alguna otra enfermedad dental, por lo que es recomendable visitar al odontólogo para que pueda realizar un diagnóstico adecuado.

¿Cuáles son las causas de la sensibilidad dental?

La sensibilidad dental se produce cuando la dentina, que se encuentra protegiendo la encía, cemento radicular y esmalte dental, pierde su protección natural y queda al descubierto expuesta a los estímulos externos.

La dentina está formada por miles de tubos microscópicos, llamados túbulos dentinarios, que tienen como misión conectar la parte externa del diente con las terminaciones nerviosas de éstos.

Cuando el diente pierde su protección debido a un desgaste de esmalte o retracción de la encía, los tubos quedan al descubierto permitiendo que el frío o los ácidos de los alimentos se reflejen en los nervios y células del diente provocando la sensación de dolor.

sensiblidad dental

Las causas que provocan la sensibilidad dental son numerosas. Generalmente vienen relacionadas con los hábitos de higiene y el estilo de vida.

  • Cepillado dental realizado de manera inadecuada: Si se realiza de una forma agresiva con una pasta muy abrasiva, puede provocar la abrasión del esmalte y/o cemento exponiendo la dentina.
  • Hábitos alimenticios: Las comidas y bebidas con ácido (zumos de cítricos, refrescos carbónicos, etc.) causan descalcificación o erosión del diente sobre todo a nivel de su cuello.
  • Bruxismo: Excesiva fuerza de la masticación o los malos hábitos del paciente puede ocasionar un desgaste dental y exposición dentinaria.
  • Caries: Si una caries atraviesa el esmalte y llega hasta la dentina provoca una gran sensibilidad ante los productos fríos, calientes o ácidos.
  • Dientes rotos o astillados: Ocurre igual que en el caso de las caries. Por lo que es importante acudir al odontólogo para poder solucionar esta situación.
  • Empastes desgastados: El empaste puede desgastarse por un cepillado agresivo o la erosión producida por agentes ácidos, de esta manera la dentina vuelve a estar expuesta causando sensibilidad.
  • Enfermedades de las encías: Cuando el tejido de las encías se inflama y debilita por causa de la gingivitis es muy probable padecer de sensibilidad dental.
  • Encías retraídas: La dentina del diente queda muy expuesta a los estímulos externos haciendo que las encías sean muy sensibles.
  • Después de un blanqueamiento dental: Los productos que se utilizan para este fin pueden hacer que los dientes se vuelvan más sensibles por unos días. Aunque es algo estacional y sin efectos secundarios.
  • Tratamiento de ortodoncia: Un tratamiento de brackets o cualquier otra ortodoncia conlleva una presión en los dientes que puede hacer que éstos se vuelvan más sensibles y causen molestias durante la masticación.
  • Tras una profilaxis: Al realizar una limpieza profesional a un paciente que ha acumulado bastante sarro, puede que en los próximos días presente algo de sensibilidad en los dientes ya que al extraer el sarro acumulado en los dientes la dentina queda más expuesta hasta que las encías vuelvan a cubrir el espacio que ocupaba la placa bacteriana.

Consejos para solucionar la sensibilidad dental

sensibilidad dental

Para solucionar la sensibilidad dental es conveniente fijar ciertas pautas que ayuden a paliar los síntomas, además es fundamental acudir al odontólogo para que nos realice un diagnóstico y determinar las causas que provocan la sensibilidad dental.

Las pautas preventivas que se aconsejan son las siguientes:

  • Nuevos hábitos alimentarios. Evitar la ingesta de bebidas y comidas ácidas que puedan ocasionar el desgaste de los dientes. Prescindir de zumos de cítricos, vinos, bebidas gaseosas, aliños con vinagre, etc. Procurar no consumir bebidas o alimentos muy fríos o calientes hasta que la sensibilidad haya remitido.
  • Corregir malos hábitos: Evitar el uso de palillos de madera, cortar el hilo con los dientes. Si se tienen bruxismo acudir al dentista para solucionar el problema y evitar apretar los dientes durante el día o masticar con mucha fuerza.
  • Buenos hábitos de higiene: Completar el cepillado rutinario con la seda dental que ayuda a prevenir problemas de encías y ayuda a evitar su retracción.
  • Utilizar pasta dental especial para dientes sensibles que son menos abrasivas.
  • Nunca cepillar los dientes con demasiada fuerza y de forma agresiva.
  • Utilizar un cepillo dental de cerdas suaves, especial para sensibilidad dental.
  • Los productos con flúor para el enjuague colaboran a reforzar el esmalte.
  • Acude al odontólogo: Las causas de la sensibilidad dental pueden ser múltiples, una corona o empastes desgastados, necesitar un injerto de encía que cubra la raíz del diente, etc.

La pauta más eficaz para solucionar la sensibilidad dental es diagnosticar cuál es la causa de ésta. El dentista te realizará el tratamiento más adecuado para erradicar la sensibilidad dental y te instruirá tanto en medidas paliativas como en los métodos de limitación del daño.

En Julián Saiz Clínica Dental haremos un estudio y análisis profundo de tu caso. Puedes solicitar tu sesión de revisión e higiene bucodental llamándonos al 954 533 594 o reserva tu cita online haciendo clic aquí y rellenando un sencillo cuestionario.

Si lo prefieres, pásate directamente por nuestra clínica dental situada en la calle Virgen de la Valvanera, portal 19
“Edificio Madrid”, en el centro de Sevilla. ¡Con nuestro equipo te olvidarás de la sensibilidad dental!