Sonrisa gingival, ¿cómo corregirla?

La sonrisa es un elemento esencial en nuestra comunicación diaria, tanto de los más jóvenes como de los mayores. Sonreímos al decir hola, al dar las gracias, al escuchar un chiste, cuando recibimos un regalo o para dar la bienvenida.

Sin embargo, la estética detrás de una sonrisa va más allá de unos dientes blancos y alineados. En este artículo, te explicamos qué es la sonrisa gingival, un rasgo con unas implicaciones que pueden corregirse mediante tratamientos periodontales y estéticos.

¿Qué es la sonrisa gingival?

Se dice que una persona tiene una sonrisa gingival cuando se aprecia una desproporción entre la encía y el pequeño tamaño de los dientes en comparación. Esto se da cuando la encía desciende en 2-3mm al labio superior.

La armonía visual entre el rosa de las encías y el blanco de los dientes es esencial para lograr una sonrisa estéticamente agradable. Cuando hay un desequilibrio en esta proporción, la sonrisa puede percibirse como menos atractiva tanto en hombres como en mujeres.

Causas de la sonrisa gingival

Conocer las causas de la sonrisa gingival es esencial para definir el tratamiento adecuado. Podemos dividirlas en tres tipos de causas: dentales, esqueléticas y musculares:

  • Labio corto, fino o hipermóvil.
  • Desgaste excesivo de los dientes.
  • Crecimiento maxilar desproporcionado o largo.
  • Posición dentaria baja.
  • Erupción pasiva alterada.

Tratamientos para corregir la sonrisa gingival

  • Tratamiento de ortodoncia

En niños y jóvenes, la sonrisa gingival se puede corregir mediante un tratamiento de ortodoncia con brackets o alineadores invisibles. Si la causa de la exposición de las encías reside en problemas de mordida o malposición dental, se puede corregir este rasgo sin necesidad de recurrir a la cirugía. Es especialmente eficaz en niños dado que todavía están en proceso de desarrollo, y en pacientes con casos leves de sonrisa gingival.

  • Alargamiento de coronas y colocación de carillas

El alargamiento de las coronas dentales incluye 2 fases: gingivectomía y ostectomía. La gingivectomía es una técnica sencilla de cirugía menor destinada a recortar y remodelar las encías. Es un tratamiento recomendado para aquellos adultos en los que sus incisivos no acabaron de erupcionar por completo, causando la característica sonrisa gingival. Al retirar con esta técnica un trocito de encía, se consigue mostrar una mayor cantidad de diente.

El resultado final es un diente de proporciones ideales, rodeado de la cantidad adecuada de hueso y encía. Al realizar un alargamiento coronario y colocar carillas dentales, logramos un equilibrio visual entre el rosa de las encías y el blanco de los dientes que realza la belleza natural de la sonrisa.

La elección del tipo de tratamiento siempre dependerá de tu dentista de confianza. Según las causas de la sonrisa gingival, podrás encontrar otros tratamientos de medicina estética para disimular este rasgo, como por ejemplo la cirugía de labios para los pacientes que tiene un labio superior corto, o tratamientos con ácido hialurónico para ocultar el exceso de encía.

Más allá de lo meramente estético, la sonrisa gingival puede tener un impacto significativo en la autoestima de una persona. Abordar este aspecto no solo equilibra la apariencia de la sonrisa, sino que también contribuye al bienestar emocional y la confianza de nuestros pacientes.

En resumen, si buscas corregir tu sonrisa gingival, podemos abordarlo gracias a nuestros tratamientos de ortodoncia y estética dental. Pide cita con nuestros odontólogos y luce la sonrisa que siempre has deseado. ¡Contáctanos!