muelas-picadas
20 de junio de 2024

Muela picada: síntomas y soluciones

Seguro que alguna vez has oído hablar de la afección de muela picada. De forma común, se refiere a un molar afectado por caries. Aunque esta infección puede darse en cualquier pieza dental, cuando ocurre en una muela, el dolor es especialmente intenso y localizado. Por ello, en este artículo te explicamos los síntomas de la muela picada para que puedas identificarla con rapidez y te recomendamos posibles soluciones.

¿Qué es una muela picada?

La muela picada es un problema dental común que afecta a personas de todas las edades. Esta afección, también conocida como caries dental, se manifiesta en forma de pequeños agujeros que aparecen en las capas exteriores de los dientes, llamadas esmalte y dentina, y que protegen la pulpa dental.

Las bacterias que provocan la caries convierten los azúcares simples en placa ácida. Esta placa debilita el esmalte y la dentina, haciendo que se disuelvan con la saliva y formando una cavidad o agujero en el diente. Esta situación puede estar provocada por varias causas:

  • Higiene oral insuficiente: no cepillarse los dientes adecuadamente o no usar hilo dental permite la acumulación de bacterias y la formación de placa dental.
  • Consumo frecuente de alimentos y bebidas azucaradas y ricas en almidones: los azúcares y almidones alimentan las bacterias en la boca, que producen ácidos que desmineralizan el esmalte dental.
  • Falta de flúor: el fluoruro ayuda a fortalecer el esmalte dental y prevenir la caries, por lo que una deficiencia de este en el agua potable o en la pasta dental puede aumentar el riesgo de tener una muela picada.
  • Predisposición genética en la susceptibilidad a las caries dentales: factores como la dureza del esmalte y la composición de la saliva pueden influir en la aparición de caries y muelas picadas.

Síntomas de una muela picada

El síntoma principal que alerta de la presencia de una muela picada es el dolor localizado y punzante. No obstante, el dolor de muelas puede responder a diversos problemas bucales, por lo que la mejor forma de identificar una muela picada es acudiendo a un profesional experto en odontología. La molestia suele ser menor en las primeras fases de desarrollo de la caries, pues a medida que va avanzando hacia el interior del diente, el dolor aumenta considerablemente hasta ser constante cuando la muela ya está rota.

Otro de los síntomas de una muela picada es la sensibilidad dental. El dolor puede aparecer cuando la muela dañada entra en contacto con alimentos o bebidas frías, permaneciendo incluso cuando se ha retirado el estímulo externo. Esta afección también puede dañar las encías, causando inflamación y sangrado de las mismas.

Por otro lado, las muelas picadas pueden presentar manchas marrones o amarillentas en la zona infectada, muestra de la desmineralización y avance de la caries. El mal aliento persistente (halitosis) y el sabor desagradable en la boca también pueden ser signos de una infección dental debido a una muela picada.

Solución para una muela picada

Según la gravedad de la lesión, el tratamiento puede variar. Para curar una muela picada, es necesario un tratamiento en una clínica dental, donde un profesional evaluará el estado de la muela para poner en marcha un procedimiento u otro.

Empaste dental

La obturación o empaste dental es el tratamiento más común y efectivo para curar muelas picadas. Se aplica en casos de caries menores, donde el dentista eliminará la parte afectada de la muela y la rellenará con resina compuesta o porcelana, entre otros posibles materiales. Se realiza bajo anestesia local.

Coronas dentales

Se suelen utilizar en casos de daño extendido. En este tratamiento se realiza un limado del diente para ajustar una cubierta. Se mantiene el diente original, pero se coloca una corona en la superficie para protegerlo.

Endodoncia

En casos más graves de muela picada, se puede realizar una endodoncia con el fin de vaciar el interior de la muela, donde están las terminaciones nerviosas y vasos sanguíneos. Así, se elimina la pulpa dental, se limpia el conducto radicular y, finalmente, se sella la muela.

Extracción e implante dental

En casos en los que el diente del paciente no se puede reconstruir, puede ser necesario extraer la pieza. Posteriormente, se pueden considerar opciones de reemplazo como implantes dentales o puentes. Esta solución se suele dar cuando se recurre tarde a un profesional y la afección se ha desarrollado completamente.

Las muelas picadas pueden causar una variedad de problemas si no se tratan a tiempo. Reconocer los síntomas y buscar tratamiento dental es esencial para mantener una buena salud bucal. Con una higiene oral adecuada, una dieta saludable y visitas regulares al dentista, es posible prevenir y tratar eficazmente las muelas picadas, asegurando una sonrisa saludable y sin dolor.

Para quienes buscan servicios especializados en endodoncia en Sevilla, la Clínica Dental Julián Saiz ofrece tratamientos de alta calidad y un equipo profesional dedicado a cuidar de tu salud dental. No esperes a que el dolor empeore y visita nuestra clínica para obtener el mejor cuidado y tratamiento para la muela picada.