5 síntomas para detectar el bruxismo

El bruxismo es uno de los trastornos bucodentales más comunes entre la población, afectando a uno de cada cuatro adultos. El bruxismo consiste en apretar fuertemente los dientes (los de arriba contra los de abajo) o rechinarlos (frotándolos unos sobre otros de atrás hacia delante), de forma inconsciente e involuntaria. Este desorden se suele dar sobre todo de noche, pero también aparece durante el día en situaciones de estrés, nerviosismo o ansiedad.

5 sintomas para detectar bruxismo

El bruxismo da lugar a dolores no sólo de dientes y mandíbula, sino también de cabeza, cervicales y oídos. Además, es perjudicial para la salud oral, ya que puede llegar a desgastar peligrosamente los dientes.
A continuación te presentamos algunos de los síntomas más comunes del bruxismo para que lo detectes a tiempo y, en caso de estarlo sufriendo, te pongas en contacto con nosotros cuanto antes:

1. Tensión en los músculos de las articulaciones temporomandibulares (ATM) y dolores. Las ATM son las articulaciones que hay entre el hueso temporal y la mandíbula. A menudo, los dolores musculares vienen derivados del estrés, que se acumula en alguna parte concreta de nuestro cuerpo. Esto es especialmente común en las cervicales, pero también en la mandíbula. En el caso del bruxismo, puedes sentir dolor en el oído, pero en realidad ese dolor puede venir de unas ATM expuestas a demasiada tensión y sobrecarga. Es habitual que la tensión continuada de las ATM provoque dolor en los músculos de la cara, en las cervicales, nuca y hombros, llegando hasta la cabeza y los oídos. Además, suele limitar la apertura de la boca, sobre todo por la mañana o tras un largo periodo de “apretamiento”, como puede ser una estresante jornada laboral o un partido de tu deporte favorito.

2. Desgaste del esmalte dental. Si el bruxismo es leve, puede erosionar los dientes hasta darles una apariencia plana a las puntas. En casos más graves, el bruxismo hace que tus piezas se debiliten y muevan debido a la sobrecarga, factor que puede llegar a fracturar los dientes y llevar a su consiguiente pérdida.

3. Hipersensibilidad dental. Este desgaste y el rechinamiento continuado pueden hacer que tus dientes se vuelvan especialmente sensibles, por ejemplo a alimentos o bebidas fríos.

4. Problemas estéticos. Evidentemente, el rechinamiento de dientes tiene también sus consecuencias estéticas. A parte de desgaste e incluso fracturas dentales, el bruxismo puede causar retracción de encías.

5. Ansiedad, tensión, depresión, estrés e insomnio. Normalmente, las personas con problemas de nerviosismo, estrés o ansiedad son propensas a sufrir bruxismo. La tensión se va acumulando en sus mandíbulas a lo largo del día, y los dolores pueden ser tan intensos que les impidan dormir a la noche; a ellos y a sus parejas, ya que en ocasiones el ruido del rechinamiento es molesto también para los demás, especialmente por la noche.

¿Te sientes identificado con los síntomas del bruxismo? Pues no lo pienses más: solicita tu cita con nosotros en el 954533594 o acércate a visitarnos a la calle Virgen de Valvanera, 19 de Sevilla y deja que los expertos de Julián Saiz Clínica Dental te ayuden a remediar el incómodo bruxismo.