Traumatismo dental

Traumatismo dental: ¿Cómo actuar si he recibido un golpe en los dientes?

Una de las causas más frecuentes en lo que a urgencias dentales se refiere es el traumatismo dental. Suele producirse cuando hay un fuerte golpe en uno o varios dientes y, normalmente, se ocasionan practicando algún deporte o juego, sobre todo, cuando hay niños cerca. En estos casos, la rapidez en la intervención del profesional, marca la diferencia entre poder salvar un diente o no.

Principales causas de traumatismo dental.

El tipo de traumatismo dental depende de la dureza del golpe que provoca la lesión. Existen ocasiones en las que únicamente se ve dañado el esmalte del diente; aunque otras veces, el golpe puede provocar desde la fractura de la pieza dental al desplazamiento o avulsión (pérdida) de la misma.

Como principales causas nos encontramos las caídas, los accidentes aparatosos, o la práctica de deportes de contacto como el kárate, boxeo o similar.

Los traumatismos dentales afectan, mayoritariamente, a los incisivos centrales de la arcada superior. Esto se debe a que son las piezas más expuestas de la boca y, por tanto, las que suelen recibir el golpe que causa el traumatismo.

Principales causas de traumatismo dental.

Pasos a seguir después de recibir un golpe en los dientes.

Es esencial que, cuando te lleves un golpe fuerte en la boca, acudas a tu dentista a la mayor brevedad posible. Y es que, en muchos casos, el daño derivado de un traumatismo dental es fácilmente perceptible, pero en otras ocasiones, la afección de la pieza puede ser bastante más severa de lo que parece en un primer momento y pasar desapercibida a simple vista.

Sufrir un duro golpe en nuestra boca suele tener consecuencias muy variadas que oscilan, como ya hemos comentado, desde un daño mínimo del esmalte a la fractura o pérdida de la pieza dental. Por eso insistimos en que, en todos los casos, es necesaria la evaluación y actuación rápida de un especialista. Él será quien podrá valorar la gravedad del golpe y, también, si hay daños imperceptibles a simple vista que puedan afectar incluso a los dientes adyacentes.

Cuando padecemos un golpe en los dientes, debemos evaluar la gravedad no sólo teniendo en cuenta la apariencia del mismo –que se haya fracturado o no- sino que además debemos tener cuidado si observamos ciertos síntomas como, por ejemplo, un dolor puntual a la hora de morder o de consumir alimentos muy fríos o muy calientes.

Consecuencias más habituales de un traumatismo dental.

Un fuerte golpe puede tener numerosas consecuencias en nuestra boca. Enumeramos las más habituales:

  • Movilidad dentaria.
  • Se puede producir la intrusión de la pieza, dañando los tejidos de soporte.
  • Una pieza dental puede modificar su posición inicial en la arcada.
  • Daño en los huesos maxilares e, incluso, fractura de los mismos.
  • Heridas en la lengua o en los labios.
  • Daño o caída de nuestros dientes.
  • Afección del esmalte dental que, dependiendo de la gravedad, afectará también a la dentina de la pieza.
  • Fractura coronaria -o rotura de la corona dental- que, en los casos más graves, puede llegar a afectar a la pulpa dental.
  • Rotura de la corona y fractura radicular -de la raíz- del diente.
Consecuencias más habituales de un traumatismo dental

Tratamientos más habituales.

En caso de dientes astillados o de una rotura mínima de la corona, debemos conservar, siempre que sea posible, la parte del diente resultante de la fractura y llevarla a la consulta. El odontólogo, en primer lugar, tratará de unirla a la pieza dental y, en caso de que no sea posible, intentará restaurar la pieza con composite o, en su defecto, con un tratamiento de carillas.

Cuando, a causa del traumatismo dental, se ha fracturado buena parte de la corona dentaria, se repone la corona por una artificial. En estos casos, se analiza si la pulpa dentaria ha sufrido algún daño, ya que, en caso afirmativo, es necesario, de manera previa a la instalación de la corona, practicar una endodoncia.

Ante un pronóstico más grave, en el que se haya dañado tanto la corona como la raíz, la única solución posible pasa por la extracción del diente y sustitución de la pieza por un implante dental. Afortunadamente, en la actualidad disponemos de tratamientos muy avanzados en este campo como son los dientes en un día, con los que podrás, si las condiciones de tu salud oral son las idóneas, reponer en la misma intervención tus piezas perdidas.

Por último, estaremos ante un caso de avulsión dentaria cuando el diente se cae de forma íntegra. En estas ocasiones, se actuará de forma distinta en función de si estamos ante un caso de un diente temporal (cuando el traumatismo se produce en un niño con dientes provisionales) o, por el contrario, de un diente definitivo.

Traumatismo dental: ¿qué hacer para evitarlo?

Prevención de traumatismos dentales: ¿qué hacer para evitarlos?

Hay formas de evitar un traumatismo dental, sobre todo en aquellos casos en los que se producen a consecuencia de la práctica de deportes de contacto. Para ello, lo ideal es recurrir a los protectores bucales para evitar posibles lesiones en los dientes como consecuencia de una colisión. Las denominadas férulas para deportistas protegen nuestros dientes de posibles fracturas o lesiones. Además, amortiguan también el daño de los golpes fuertes en el rostro, cervicales e, incluso, en el cerebro.

Estas férulas pueden ir hechas a medida, o bien podemos optar por férulas estándar, tanto de materiales rígidos como flexibles. Las más aptas para la práctica de deportes sin sufrir riesgo de fractura son las realizadas a medida. Los especialistas en ortodoncia y odontología son los encargados de diseñar y elaborar estas férulas, que tienen una altísima durabilidad. Además, también existen tiendas especializadas en la venta de este tipo de artículos.

Como comentábamos al principio, si por cualquier causa padeces un traumatismo dental, es importantísimo que acudas cuanto antes a consulta para que un profesional evalúe el daño ocasionado en tu boca. Cuanto antes se valore, antes conocerás la gravedad del mismo y su posible tratamiento. En Julián Saiz Clínica Dental podemos ayudarte en caso de que padezcas un problema de este tipo. No dudes en ponerte en contacto con nosotros.